fondo

Suelos Laminados

p_imagen_cabecera: 

Suelos Laminados

Los suelos laminados se caracterizan por su gran resistencia al desgaste, debido esto a la dureza de la primera capa. Están adaptados para ser colocados sobre suelos con calefacción radiante. Facilidad de limpieza, la suciedad puede quitarse con un trapo ligeramente humedecido. Pueden soportar golpes repentinos y localizados. Gran variedad de diseños, no solo con imitaciones a maderas, sino cerámicas, piedras, etc. o cualquier diseño que usted imagine.

Se compone de varias capas, normalmente de derivados de la madera, siendo la última capa un compuesto sintético que puede variar de composición, pero que generalmente es un compuesto de resinas de melamina a alta presión, que lleva impreso un dibujo imitando madera o incluso a otros materiales ( ladrillo, fotografías personalizas, etc.). El grosor la lama ( pieza de tarima ) suele ser de entre 6 y 12 mm . La longitud varía en función de los modelos, pero el estándar oscila entre 1280 y 1350 mm, con anchos de 150 y 180 mm. También existen anchos, largos y grosores especiales.

Es relativamente sencillo de instalar, y ha ganado popularidad en los últimos 20 años debido a lo sencillo de su mantenimiento y, sobre todo, a su precio, más económico que los materiales naturales. La tarima flotante sintética o laminada puede estar garantizada, por norma general, desde 5 años hasta 35 años. La composición laminada del producto le permite resistir mejor las tensiones de deformación.

En relación a su comportamiento frente a la humedad, su comportamiento es mejor que la madera, aunque para zonas muy húmedas, como cocinas y baños, se recomienda el uso de materiales especiales, ya que el material estándar no resiste bien contacto prolongado con agua o humedad.

Es más duro que la madera (aunque depende de la resistencia del laminado), por lo que resiste mejor los arañazos leves y tacones. Por norma general, ofrece mejor comportamiento a las manchas, que los barnices tradicionales en tarima, parqué o parquet, aunque es similar al comportamiento de los poliuretanos de nueva generación. Los laminados de mejor calidad son empleados también en bares y discotecas, por su resistencia a la abrasión, manchas y a las quemaduras de cigarrillo.